¡Piernas que bailan solas!

Enfermedad de Willis-Ekbom, el impulso incontrolable de moverse cuando se está en reposo.

El Síndrome de Piernas Inquietas (enfermedad de Willis-Ekbom) es un trastorno de origen neurológico, en el que se producen unas sensaciones molestas en las extremidades (principalmente las piernas) durante el reposo, por ejemplo, al permanecer sentado o acostado. Estas molestias ocasionan necesidad de levantarse, caminar y moverse. Con el movimiento, las sensaciones desagradables se alivian o desaparecen.
A menudo sub-diagnosticada o en algunos casos mal diagnosticada ya que se confunde con: nerviosismo, insomnio, estrés, artritis, calambres musculares o envejecimiento. El SPI Ataca a hombres y mujeres, aunque la incidencia puede ser levemente más alta en ellas y comienza a cualquier edad.

Los signos y síntomas comunes incluyen:

Los términos utilizados por los pacientes para describir los síntomas de SPI suelen ser: “desasosiego”, “hormigueo”, “calambres”, “pinchazos”, “nerviosismo”, “dolor”, “sensaciones extrañas profundas”, “quemazón”, “piernas locas”, etc. Las características principales son:
• Necesidad irresistible de mover las piernas (o los brazos), acompañada o no de sensaciones molestas
• Inicio o empeoramiento de los síntomas durante períodos de inactividad, como por ejemplo permanecer sentado o acostado, en la cama, en el cine o durante viajes prolongados (por ejemplo, en el coche o en el avión)
• Las molestias se alivian o desaparecen cuando los sujetos con SPI se mueven, caminan o frotan sus piernas. Esta necesidad imperiosa de moverse es la que da el nombre al trastorno.
• Empeoramiento de los síntomas a últimas horas de la tarde o por la noche: esta característica hace que los pacientes tengan dificultades para iniciar o mantener el sueño. Durante el día las molestias desaparecen o existen, pero con menor intensidad.

Consejos y tratamiento:

• Tomar analgésicos exactamente como su médico les prescribió
• Trate de tomar baños y masajes y aplique envases calientes o frescos
• Trate técnicas de relajación, como la meditación o el yoga
• Establecer una buena higiene del sueño e intentar hacer ejercicio regularmente
• Evite la cafeína, reduzca el consumo de alcohol y tabaco

Esta es una condición de toda la vida, para la cual no hay cura y los síntomas pueden empeorar gradualmente con la edad. Sin embargo, las terapias actuales pueden controlar el trastorno, minimizando los síntomas y aumentando los períodos de sueño reparador.

En ValleMed atiende su consulta el Doctor Eduardo Arizaga, especialista en trastornos del movimiento, crisis epilépticas, deterioro de las funciones mentales, Alzheimer, Parkinson, entre otros. Su horario de atención es lunes, miércoles y viernes de 13h00 a 17h00 bajo cita previa.

 

Trastornos de Movimiento , , ,
Sobre Juaqin Gomez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X